14 años de la promulgación de la ESI y un montón de logros adquiridos

17.10.2020

A 14 años de la promulgación de la Ley de Educación Sexual Integral, sabemos la gran importancia del trabajo que realiza en las escuelas, ya que permitió que el 80% de niñas y niños abusados pudieran decirlo "La ESI les dio información para comprender que fueron víctimas y, al mismo tiempo abrió un espacio de confianza en la escuela que les permitió contar lo sucedido"

Un relevamiento del Ministerio Público Tutelar (MPT) de la Ciudad de Buenos Aires reveló que entre el 70 y el 80 por ciento de los niños, niñas y adolescentes de entre 12 y 14 años que pasaron por la Sala de Entrevistas Especializada del organismo pudieron comprender que fueron abusados y ponerlo en palabras tras recibir clases de Educación Sexual Integral (ESI), que aborda en las aulas la sexualidad desde los derechos humanos y la perspectiva de género. 


De acuerdo al informe y según consignó Página 12, el análisis de las declaraciones de los chicos y chicas que fueron víctimas o testigos de delitos mostró que entendieron que sufrieron conductas abusivas a partir de resignificar situaciones que vivieron con los conocimientos adquiridos en la clase de ESI. "La ESI les dio información para comprender que fueron víctimas y, al mismo tiempo, abrió un espacio de confianza en la escuela que les permitió contar lo sucedido", remarcó la asesora General Tutelar, Yael Bendel.


"La población que viene a declarar tiene entre 3 y 4 años, y entre 12 y 14 años. En la franja de 3 y 4 años no hay diferencia por género. En cambio, en la de 12 a 14, casi el 70 por ciento son niñas", detalló la titular del MPT. Y explicó que en los relatos de los niños y niñas de 12 a 14 años aparecen además patrones comunes relacionados con las conductas típicas de los abusadores: desarrollo de una relación de confianza con sus víctimas para crear una conexión que les permita el abuso, amenazas veladas, búsqueda de momentos a solas. El dato relevante que surgió fue que la ESI ocupó un rol clave a la hora de que los chicos pudieran reconocer que habían atravesado una situación de abuso o de violencia. "Entendieron los cuidados hacia ellos mismos, sobre su cuerpo, que hay conductas y tocamientos que no son normales y que constituyen abusos", detalló Bendel, y agregó que "otro punto importante es que la mayoría logró contarlo en la escuela. Es decir, la ESI abrió un espacio de diálogo sobre estos delitos que les permitió, por un lado, entender qué les pasó, y, por otro, generar un espacio de confianza que les posibilitó contarlo".

Infancias trans, un problema aún por resolver


"El Estado no capacita. El año pasado, cuando Trotta aún no era ministro, hicimos una sentada en el Ministerio de Educación, eso quedó asentado en un expediente, pero por causa de la pandemia y el aislamiento obligatorio se fue dilatando todo. Entonces decidimos escribirle un mail haciendo hincapié en el expediente y en esta necesidad, donde le contamos básicamente las problemáticas que tienen las infancias y adolescencias trans dentro del Sistema Educativo. Ante esta urgencia, nos concedió un encuentro virtual en el junto a Gabriela Mansilla le planteamos las violencias que sufren en cuanto a discriminación por parte de sus pares y docentes que se resisten todavía, de los directivos e inspectores, pero también de la gran problemática que tiene este sistema educativo. No queremos que les incluyan en este sistema como está, queremos que este abanico se abra, y que se construya algo nuevo, con las infancias adentro. No tiene que haber ninguna infancia más expulsada del sistema educativo porque hay niñeces de primaria que no pudieron resistir y quedaron desescolarizadas. Su salud mental y psíquica no ha podido con ese contexto de abusos", cuenta Giselle Gómez, subsecretaria de la Asociación Civil Infancias Libres, expone en esta entrevista, la problemática que viven las infancias y adolescencias Travestis y Trans dentro del sistema educativo.


 "Cuando socialmente no se visualiza una corporalidad y dentro de la escuela no se legaliza una identidad trans, como niños con vulva o niñas con pene se genera una especie de morbo y sufren un montón de abusos. Porque no hay nadie que hable, todo queda invisibilizado, que es una de las grandes problemáticas. No solo hacemos esto por las infancias o adolescencias trans dentro del aula, sino por toda la adultez que formará parte de la sociedad el día de mañana que aceptará que hay otras posibilidades de ser y otros tipos de corporalidades. Creemos que así cambiará la discriminación, la aceptación del otro u otra u otre. En esta urgencia nosotras, que somos mamás, tenemos que capacitar a les docentes, pero no es nuestra tarea, es el Estado quien debe garantizar que niños y niñas estén dentro del aula, que les docentes puedan tener una capacitación de como acompañar a una infancia trans dentro del sistema educativo. Tienen que abrir cursos con puntaje docente que trate de infancias trans y travestis en el sistema educativo, porque no son niños o niñas más, que es lo que nos dicen cuándo vamos con la ley de identidad de género, queremos que sepan tratarles sin exponerles para prevenir a futuro que puedan decir orgullosamente que son trans cuando se les empiece a notar. Necesitamos que el Estado se haga cargo de que la Educación Sexual Integral deje de ser binaria y biologicista, que el material que está subido desde el Programa vaya cambiando, no puede ser que la ESI promueva un eje de diversidad, que la normativa contemple la identidad de género pero se siga hablando de la diferenciación de mujeres y varones, cuando la diferenciación son los genitales, las corporalidades", concluye Giselle Gómez.


El ministerío de educación también se comprometió a hacer una normativa para acompañar a las niñeces trans dentro del sistema educativo a nivel nacional, para que las escuelas estén obligadas a actuar de determinada manera. Los cambios no pueden ser paulatinos, hay sectores que se resisten, pero desde nuestro lugar no podemos ser objetivas porque es una urgencia.