Actores porno protagonizan una campaña para que los niños no miren sexo por internet

23.07.2020

El gobierno de Nueva Zelanda apeló a un original anuncio de TV para crear conciencia sobre los peligros en la web. El video se hizo viral. Míralo acá. 

El gobierno de Nueva Zelanda ha lanzado una original campaña publicitaria para evitar que los niños del país ven páginas web porno o derivados. Tanto, que dicho anuncio no ha pasado indiferente para nadie y ya se ha viralizado a lo largo y ancho del planeta. El motivo no es otro sino que dos actores porno son los protagonistas. "Somos Sue y Derek. Estamos aquí porque tu hijo nos acaba de ver en Internet, ya sabes, para mirarnos". Así arranca este particular anuncio en el que una pareja desnuda llama al timbre de una casa donde se sucede un argumento que sigue así: "Ya sabes, en su portátil, el iPad, la Play Station, su móvil, el tuyo, la tele".

Una enumeración en la que esta pareja intenta explicar: "Nosotros actuamos para adultos, pero es que tu hijo es solo un chico".En ese punto, el niño baja las escaleras con su notebook y al ver a los dos actores porno desnudos frente a su puerta, queda paralizado y deja caer un plato en el que llevaba comida.

Una enumeración en la que esta pareja intenta explica que "nosotros actuamos para adultos, pero es que tu hijo es solo un crío". En ese punto, el niño baja las escaleras y al ver a los dos actores porno desnudos deja caer un cuenco en el que llevaba comida. "Quizá no sepa cómo son en realidad las relaciones", siguen ellos. "Nosotros ni siquiera hablamos de consentimiento, ¿verdad? o, nos metemos en faena directamente", comenta la actriz, mientras que él confiesa que "nunca actúo así en la vida real". Unas palabras que hacen a la madre reaccionar ante su hijo. "Parece que ha llegado el momento de tener una charla".

En concreto, añade, sobre "las diferencias que hay entre lo que ves en internet y las relaciones en la vida real". "Muchos niños miran Internet para aprender sobre sexo", apunta en ese momento una voz en off. "Que el sexo real lo sea también en Internet", finaliza ésta, poniendo punto y final a esta curiosa campaña viral en todo el mundo.