Cassandro, el luchador gay más famoso del mundo

30.08.2020

México es considerado uno de los países más machistas de Occidente, un rasgo que es exaltado en uno de sus deportes más característicos: la lucha libre. Pero incluso en se mundo "macho", se abrió paso un luchador diferente. 

Desde los años 40 existe un tipo de luchador al que llaman "exótico": son hombres cuyos personajes contienen elementos homosexuales o afeminados. Así surgió Cassandro, quien se autodefine como "el Liberace de la lucha libre".

Las periodistas Victoria Ferran y Susan Marling, de la productora Just Radio, realizaron un documental sobre Saúl Armendáriz, alias Cassandro, que fue transmitido a través del Servicio Mundial de la BBC. Allí, el luchador contó su vida y cómo llegó a convertirse en campeón del cuadrilátero.

"Tengo 45 años y mido 5 pies y 3 pulgadas (1.60 metros). Nací en la ciudad fronteriza de El Paso, Texas, en Estados Unidos, y alterné mi vida entre ese lugar y Ciudad Juárez. Cuando tenía 6 años me llamaron a la oficina del director de la escuela donde asistía. No sabía por qué. Ahora sé que era porque era gay".

Cuando tenía 16 años decidió mudarse a Ciudad Juárez para convertirse en luchador. Cuenta que el ring me hizo sentirme empoderado. "La lucha es tan masculina, tan machista. Muchos decían que 'un homosexual no podía hacer esto'. Así que me gustó provocarlos un poco", confiesa.

Sin embargo, no le resultó fácil. "Por años me costó que el público, en especial el masculino, dejara de catalogarme como un hombre gay y viera mi talento, mis habilidades como luchador; que dejaran de ver lo negativo para ver lo positivo", relata. "No quiero que seas parte del problema, quiero que seas parte de la solución, y la solución es que tú estés bien con que alguien sea homosexual, transgénero, bisexual. Y si tú lo eres, que sepas que está bien ser quien eres", afirma. 

En 1992 se convirtió en el primer luchador exótico en ganar un campeonato de lucha libre, el Mundial Ligero de la Asociación Universal de la Lucha (UWA, por sus siglas en inglés).

Sin embargo, el éxito llevó a Cassandro por mal camino. "No fue bueno tener que lidiar con la fama y el dinero. Y cuando descubrí las drogas y el alcohol me sentí anestesiado. Ya no recordaba el abuso y las golpizas", relata. "Terminé viviendo en el patio de un amigo, comiendo de tachos de basura, pasando los fines de semana en prisión, perdiendo a mi madre, perdiéndome a mí mismo", recuerda.

El 4 de junio de 2003 decidió dar vuelta su vida. Ingresó en un centro de desintoxicación, donde logró superar sus adicciones. El esfuerzo rindió sus frutos. Ocho años más tarde logró reivindicarse y volver a la cima de su deporte, obteniendo en Londres el Campeonato Mundial de Peso Welter de la Alianza Nacional de Lucha Libre Profesional (NWA, en inglés).

Muy pronto, Cassandro tendrá su película. Gael García Bernal, uno de los actores mexicanos con más proyección internacional. interpretará a Cassandro. La película será dirigida por Roger Ross Williams.