El club de sexo más sucio de Berlín

07.09.2020

Berghain, el club más exclusivo del mundo. Ubicado en una antigua central eléctrica de Berlín (Alemania), este local es famoso tanto por su exclusividad como por los maratones de sexo y drogas de sus fiestas, las cuales se extienden desde la noche del viernes a la tarde del lunes.

El club está ubicado en una antigua planta de energía (originalmente alquilada de la compañía energética Vattenfall9​) en Friedrichshain, cerca de la estación de tren Berlin-Ostbahnhof. En 2011, el edificio fue comprado a Vattenfall y ahora es de propiedad absoluta.  El edificio es notable por sus enormes dimensiones y tiene capacidad para una pista de baile de 18 m de altura y espacio para 1.500 asistentes. El diseño minimalista del interior está dominado por acero y hormigón. El club contiene una sala principal «cavernosa», así como un espacio más pequeño en el piso de arriba llamado Panorama Bar. Está decorado con fotografías de Wolfgang Tillmans a gran escala y presenta ventanas altas con vistas al este de Berlín. En 2007 solo la mitad del edificio estaba en uso. El club, siempre se llena. Todos los asistentes a las fiestas de Berghain han sido aceptados por los puertas del local. El criterio es arbitrario.

La exclusividad de Berghain es uno de los rasgos que definen a este club. Ninguno de los asistentes desea que lo relacionen con el local, algo difícil ya que la privacidad es impuesta por el equipo de seguridad de la discoteca. Para empezar, las fotografías están terminantemente prohibidas: antes de entrar, tapan las cámaras de los móviles con pegatinas. Un lugar del tamaño de Berghain tiene un grupo amplio de porteros en el club. Sin embargo, un nombre tiene un peso particular cuando hablamos de la entrada a Berghain: Sven Marquardt. Sven es el portero más famoso de Berlín y uno de los más mediáticos del mundo. Aparte de esto, es fotógrafo y expositor. Después de horas de espera en la cola, un guiño sutil de Sven Marquardt o un simple no puede hacer que te quedes fuera de la fiesta ese día.Tras entrar, entendes por qué se hace eso, porque apenas ingresas están los cuartos oscuros, donde decenas de cuerpos desnudos te rozan en la oscuridad. 

Otra de las cosas que no tienen cabida en este círculo berlinés son los espejos y superficies reflectantes. ¿La razón? Después de maratones de 36 horas de alcohol, drogas y sexo la gente pierde algunas de sus facultades. "Algunos de los asistentes han llegado a pasar incluso 60 horas seguidas allí dentro. La entrada del club oscila alrededor de los 15 euros. Es un precio habitual para clubes de este tamaño y con este tipo de line ups. En cuanto a las consumiciones, una cerveza cuesta alrededor de 3 euros, las copas 7 euros y los chupitos 2,50.

Berghain Trainer es una plataforma web que realiza una simulación real de la entrada en Berghain. La web reconoce tu cara y tus movimientos faciales a través de la cámara de tu ordenador. La simulación empieza en la cola de Berghain, a continuación el portero del club te hace varias preguntas. Dependiendo de tus respuestas y movimientos faciales, el portero decidirá si entras o no en Berghain.

Cuando un lugar alcanza la popularidad de Berghain, alrededor de éste empiezan a circular leyendas que en ocasiones pueden ser incluso superadas por la realidad. Los comentarios en Internet son bastante diversos, y la que para unos es la meca del techno y el sexo, para otros es una experiencia como cualquiera. Orgías en la pista de baile, drogas que circulan como caramelos, e incluso eventos eróticos donde invitan a participar en actividades no consideradas muy sensuales para muchos. No se puede corroborar la cantidad de verdad pueden contener estas historias, pero la mayoría de ellas revelan que es casi imposible acudir a Berghain esperando ser fiel a los 7 pecados capitales.