El mapa de la criminalización de la comunidad LGBT en el mundo

16.08.2020

Hasta 70 países penalizan al colectivo LGBT con condenas de prisión o incluso pena de muerte. En el lado opuesto están los 123 estados que permiten la libertad sexual entre hombres y mujeres. 

En el mundo hoy hay 123 países en los que los actos sexuales consensuales entre personas adultas del mismo sexo no están penados, aunque los niveles de protección varían de unos a otros. Sin embargo, en otros 70 estados, ser homosexual o bisexual está castigado por la legislación, incluso con pena de muerte, según la Asociación Internacional de Lesbianas, Gais, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales (ILGA).

De hecho, algunos países han introducido recientemente leyes que penalizan las comunicaciones entre personas del mismo sexo en aplicaciones o sitios web de citas e incluso agravan las sanciones si esa comunicación conduce a encuentros sexuales.

También se han dado pasos atrás en derechos. El año pasado, Brunéi conmocionó al mundo entero al promulgar una ley para instaurar la pena de muerte contra los homosexuales, aunque después no llegó a aplicarla. Poco después, otro país africano se unió a la lista de países que criminalizan a los adultos que tienen relaciones con personas de su mismo sexo: Gabón. Actualmente, Indonesia, Guinea Ecuatorial y Egipto están trabajando en proyectos de ley para criminalizar más la homosexualidad.

Avances y retrocesos en los derechos para la diversidad sexual

En total, 11 países recogen explícitamente la protección contra la discriminación basada en la orientación sexual en sus constituciones, siendo Cuba y San Marino los últimos que han incluido este derecho en su Carta Magna. En cuanto al matrimonio igualitario, la victoria que más se celebró el año pasado fue su aprobación en Taiwán, convirtiéndose en el primer país de Asia en tomar esta decisión.

Entre los más tolerantes figuran Canadá, Suecia, Austria, España, Francia, Portugal, Irlanda, Colombia, Costa Rica, Reino Unido, Argentina, Dinamarca o Islandia. En cambio, Brasil, Alemania y Estados Unidos han empeorado. Los cambios políticos han reducido los derechos del colectivo LGBT y han aumentado los casos de violencia. ¿Y los países más peligrosos? Parece no haber cambios positivos en Arabia Saudí, Irán, Somalia, República Chechena y Rusia, donde los homosexuales son perseguidos y amenazados de muerte.