Emoción en las redes: El padre gay que adoptó a una niña con Sindrome de Down revoluciona Instagram

28.05.2020

Luca Trapanese, un hombre soltero y gay, logró adoptar a Alba, quien con solo 13 días conoció la brutalidad del rechazo. Fue abandonada por sus padres biológicos y rechazada por 20 familias. ¿Por qué? Porque la pequeña nació con síndrome de down. Conoce la historia de esta hermosa familia monoparental.

Luca quería ser padre, pero hasta 2017, año que se aprobaron las uniones civiles para parejas homosexuales y que cambió la ley de familias monoparentales en Italia, no pudo. "En el momento que inicié el proceso de adopción, con el cambio de las leyes (familias monoparentales) me dijeron que sólo sería candidato para adoptar a un niño con problemas, con discapacidad severa o con problemas de comportamiento; un niño que hubiesen rechazado todas las familias tradicionales", contó.                                                                                                                              Recuerda que lo llamaron por teléfono para contarle de la pequeña Alba y de cómo había sido rechazada por esas 20 familias «tradicionales». Según detalló Trapanese, corrió al hospital a buscar a su hija de sólo 13 días de nacida: Alba. "Cuando fui al hospital a recogerla y la vi allí, tan pequeña y sola, no pude evitar cogerla en mis brazos. Sentí que era mi hija desde ese momento", expresó

Desde que están juntos, Luca y Alba han revolucionado Instagram, donde cuenta su vida con la pequeña a sus miles de seguidores. Alba no lo sorprendió a Luca ya que trabaja desde que era adolescente con niños discapacitados y 2007 creó su propia organización benéfica, A Ruota Libera Onlus, asociación sin fines de lucro para que los más pequeños puedan socializar y desarrollar sus talentos. Los tribunales le otorgaron la custodia de la niña en julio de 2017, cuando Alba tenía solo 13 días. No deja de sorprendernos que en tan solo 13 días fuese rechazada por 20 familias. No una ni dos sino veinte. ¿No es increíble? A ella no la querían y a él le dijeron que por ser gay solo le darían niños con problemas graves. Seguramente a Luca le da igual el Síndrome de Down de su hija y a Alba le dará igual a quién ame su padre si lo que recibe ella es AMOR.