Fran Bufani, la primera investigadora abiertamente trans en el Conicet

30.08.2020

Nació en Brasil. Estudió en el Instituto Balseiro e investiga en ciencias de materiales en el Centro Atómico de Bariloche. "Las ciencias aún son poco inclusivas con mujeres y diversidades", sostiene.

"Soy la primera investigadora abiertamente trans en la carrera de investigación del Conicet", se define con orgullo Fran Bubani. Es ingeniera mecánica con una maestría y un posdoctorado en ingeniería metalúrgica. Nació en la ciudad brasileña de Belo Horizonte, en Mina Gerais, pero enfatiza que es ciudadana argentina. Al término de su maestría, ya había tomado la decisión de marcharse de Brasil. Hizo el doctorado en el Instituto Balseiro en Bariloche y se radicó en Argentina. Regresó a Brasil en busca del posdoctorado pero la Patagonia la atrajo nuevamente. Hoy, investiga en la División de Física de Metales del Centro Atómico Bariloche.

"Soy la primera mujer trans que hizo una transición de género en la carrera de investigador. Cambié el DNI y pasé por una cirugía. Ya hubo becarios que hicieron ese proceso, pero no en la carrera de investigador. En la Comisión Nacional de Energía Atómica soy la segunda", destacó la mujer de 40 años. Planteó la paradoja del campo científico: "Hay investigaciones muy de avanzada, pero el ambiente lleva décadas de atraso. Es un lugar poco inclusivo para las mujeres y las diversidades". La situación le preocupa y con un grupo de mujeres del Centro Atómico Bariloche lleva adelante una lucha para generar igualdad. Actualmente investiga sobre materiales que pueden cambiar y volver a su forma original con un cambio de temperatura. La idea es hacer que esos materiales sean más accesibles para dispositivos comunes de ingeniería. Hoy esos materiales son usados en aplicaciones de alta tecnología, como satélites, en bioingeniería, y en la industria médica.

- ¿Cuándo nace la decisión de ser científica?

Desde que era chiquita, quería ser científica o astronauta. Tuve una experiencia en la industria, pero no era mi alternativa de vida y eso me convenció de volcarme a la ciencia. ¿Qué me gusta de la ciencia? Esto de avanzar en la frontera del conocimiento, de expandirla. Me gusta estar en contacto con otros investigadores. Pero también es una lección de humildad: cuando trabajas con investigación, ves que lo que se sabe es muy poco. Cuanto más avanzás, más estudias, te das cuenta que sabes poco y nada. Es tal cual decían los filósofos griegos. La investigación me enseñó mucha humildad.

- ¿Cómo fue el momento de su cambio de nombre ante el Conicet?

Inició el trámite de cambio de nombre en el Conicet y solicité la licencia médica para someterme a una cirugía de reasignación genital. Todo se hizo de inmediato, super rápido, de acuerdo a lo que establece la ley, sin cuestionar nada. Un ejemplo.

- ¿Cómo vive la experiencia de ser una mujer trans en el campo de la ciencia?

Las ingenierías y las ciencias exactas tienen una proporción baja de mujeres. En el Instituto Balseiro, el porcentaje de mujeres es inferior al promedio nacional, tanto en la física como en las ingenierías. Entonces, estamos hablando de un ambiente que no es exactamente ameno, agradable e inclusivo con las mujeres y diversidades. Yo estoy trabajando con un grupo de mujeres del Centro Atómico para que esa situación cambie. Que las mujeres sientan que pueden ingresar y que va a estar todo bien.

 - ¿Qué cambios espera de la comunidad científica, del Estado, y de la sociedad para la mejor inclusión de las personas trans?

El Programa Nacional para la Igualdad de Géneros del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación es muy nuevo. Es de junio del 2020 y pretende atajar ese problema. El objetivo es garantizar la participación igualitaria de las mujeres y del colectivo LGTB en todas las instituciones del ámbito científico y tecnológico. El Conicet, por ejemplo, tiene más mujeres que hombres en sus carreras de investigación. Pero las mujeres se concentran en las categorías más bajas de la carrera de investigador. Cuando se mira en términos de jerarquía, hay una concentración de hombres. No hay igualdad de género. Este programa nacional apunta a lograr la efectiva igualdad de género tanto en números como en jerarquías en la ciencias, la tecnología y la innovación. Ojalá que se logre.

- ¿Qué sintió durante el momento de transición de género?

Yoblanqueé mi transición recién en noviembre del 2019. Me pareció mejor esperar hasta el último segundo, porque es un ambiente bastante hostil. Hubo gente que me acompañó. Otras personas se alejaron. Al principio fue caótico, pero desde que blanqueé, ya no hay chistes homofóbicos y transfóbicos. Fue un gran avance. Por parte de mi jefe inmediato, la reacción fue muy buena, después que superó el shock porque se sorprendió. Decidí dar el paso para afianzar mi identidad de género porque no podía más. Llegué a un punto que no tenía otra opción. Tenía que hacer la transición sí o sí. Porque no podía seguir viviendo como en un teatro, sosteniendo un personaje masculino.

- ¿Qué sugeriría a otras personas que en este momento pueden estar sintiendo que su identidad de género no se corresponde con el sexo asignado al nacer?

Que no duden en buscar ayuda de psicólogos. Es importante buscar el acompañamiento de especialistas en género. Hay colectivos, instituciones que pueden ayudar, y hay que destacar que no es algo que pase con el tiempo. Los conflictos de género normalmente no se resuelven con el paso del tiempo. No es que se trata de una fase que, en seis meses, pasa. La situación empeora. Por eso es importante buscar ayuda.

- ¿Qué más les aconsejaría?

Que estudien. Habrá inclusión real cuando las personas trans accedan al mismo grado de educación formal que el resto de la población. No solo hay que pedir que nos acepten. Hay que exigir que se cumpla el marco legal también y que se respete el derecho a la educación, la salud y al trabajo de las personas trans. En esta dirección, destaco el trabajo que realiza el área de Diversidad Sexual de la Municipalidad de Bariloche, que brinda un servicio de acompañamiento gratuito a las personas trans. Me han ayudado muchísimo y ayuda a mucha gente en estas cuestiones. 

Fuente: DIario Río Negro