GLAAD exige a Disney más protagonistas LGBTQ en Star Wars y Marvel

21.07.2020

Los años recientes han sido de gran liberación para la comunidad LGBT, cuyos miembros han tenido la oportunidad de verse representados en la pantalla chica o grande con mayor compromiso por parte de los estudios. Los esfuerzos han sido grandes y los resultados geniales, pero todavía queda un largo camino que recorrer.

GLAAD (Gay and Lesbian Alliance Against Defamation) exhibe la realidad de las cosas y exige al super conglomerado un aumento en la diversidad de sus películas. la diversidad en Disney es muy escasa, al menos en marcas de talla global como Star Wars y Marvel Studios; echemos un vistazo al historial. Para Avengers: Endgame - 95% se prometió la aparición de un personaje LGBT, situación que llenó de emoción a muchos fans; la realidad es que la esperada intervención fue Joe Russo (el director) con un papel mínimo en el que simplemente menciona que pasado un tiempo tras el suceso de Thanos tuvo una cita con un hombre; el rol apenas y habló unos segundos para después ser olvidado. Este detalle hizo enfurecer a numerosos miembros de las redes sociales, quienes esperaban la presentación de un personaje LGBT con más peso en el argumento de la cinta.

El otro caso es el de Star Wars: el ascenso de Skywalker - 61%, un ejemplo del descaro y la desesperación de Disney por ocultar cualquier rastro LGBT en los personajes principales. Finn y Poe Dameron fueron tomados como pareja por gran parte del fandom tras sus geniales interacciones en Star Wars: El Despertar de la Fuerza - 92%, sin embargo, Lucasfilm tomó la decisión de concederle pareja a cada uno en la última película y así dejar fuera los rumores o los "ships" de los fans. 

Para el final de El Ascenso de Skywalker la única inclusión LGBT que se observa es el beso entre dos mujeres de la Resistencia que nada aportan a la historia principal, y que se observa más como un simple relleno. Esto también hizo enfurecer a la comunidad, pues Disney todavía se siente incapaz de agregar personajes diversos que realmente tengan un peso en el argumento y se conviertan en la inspiración de millones.

Un nuevo estudio de GLAAD nos confirma lo obvio: Disney está errando de forma monumental en el tema de la representación LGBT; sus golpes de pecho y discursos de inclusión son mera fachada, la realidad es que se sienten aterrorizados de ahuyentar a su público más conservador, el cual todavía compone una parte importante de sus ingresos. Para medir la representación LGBT en películas, GLAAD ha desarrollado la prueba Vitto Russo, la cual obedece una serie de criterios que examinan la forma en que los personajes LGBT son retratados y ubicados dentro de una narración; la prueba Vitto Russo puede ayudar a guiar a los cineastas a crear más personajes multidimensionales, al tiempo que proporciona un barómetro para la representación a gran escala. GLAAD exige a Disney que se respeten los siguiente puntos: Tras realizar la prueba Vito Russo a las franquicias Marvel, Star Wars y otras cintas Disney, GLAAD reporta: "En 2019, Walt Disney Studios lanzó 19 películas, de las cuales cuatro incluyeron apariciones de personas LGBTQ, que representan el 21% y ninguna de ellas pasó la prueba". Está claro que la empresa del ratón tiene un gran desafío por delante, la representación es un tema muy importante en la industria del entretenimiento actual y es importante que todos y cada uno de los estudios le brinden la atención que merecen. Disney ya anunció que en Eternals veremos el primer superhéroe LGBT del MCU, ¿logrará pasar la prueba Vitto Russo?