Homofobia en la Asociación Argentina de Hemoterapia: no quieren sangre, ni plasmas de homosexuales. 

28.07.2020

La Comunidad Homosexual Argentina (CHA) comunicó en las últimas horas una grave denuncia, al afirmar que la Asociación Argentina de Hemoterapia, Inmunohematología y Terapia Celular (AAHITC) no deja que las personas homosexuales donen sangre.y ya armó un gran revuelo porque se pensaba que era una noticia de décadas pasadas. Pero no, es actual y muy triste.

En ese sentido, desde la CHA denunciaron violencia y discriminación para la comunidad LGBTTIQ+, ya que en plena pandemia de coronavirus "niegan el derecho a donar sangre y plasma por motivos de orientación sexual, identidad de género y su expresión". Asimismo, el presidente de la CHA, César Cigliutti, expresó que "en su página institucional la AAHITC expresa textualmente que las situaciones de riesgo incluyen en el segundo punto la actividad sexual entre hombres".

"En la CHA recibimos constantemente denuncias de personas a las que no se le reconoció este derecho por el formulario de autoexclusión, tanto en hospitales públicos como en Obras Sociales y clínicas privadas. La respuesta que recibimos cuando denunciamos este acto discriminatorio es la misma: se rigen por las recomendaciones de la AAHITC que es la organización principal de referencia", agregó.En ese marco, destacaron que, además de que toda la sangre que se recibe deber ser testeada, no se respeta la Resolución N°1507/15, firmada por el entonces ministro de la Nación, Daniel Gollan, la cual "termina con la homofobia en el derecho a la donación de sangre, en una reglamentación más segura e inclusiva ya que establece las conductas de riesgo, que es un argumento científico frente a una visión prejuiciosa anterior en la que además, definían a las personas LGBTTIQ como población de riesgo".

En tanto, revelaron que hay muchos casos de personas homosexuales que quieren donar sangre para sus familiares y no los dejan: "Hace exactamente una semana nos llamó una persona gay, Nicolás de 23 años, denunciando que en una clínica no lo dejaron donar sangre para su padre por ser homosexual". 

Mientras la pandemia de Covid-19 no se detiene, en Argentina el Senado aprobó de manera unánime una Ley de Donación de Plasma. Las personas recuperadas de la infección poseen en el plasma de su sangre los anticuerpos necesarios que podrían ayudar a quienes están cursando la enfermedad. Es por esto que se sancionó la nueva ley que crea la Campaña Nacional de Donación de Plasma Sanguíneo de pacientes recuperados de coronavirus. Pero con los criterios aplicados por algunos centros de salud y sostenidos por asociaciones como la AAHITC, que se basan en el prejuicio, muchas de las personas LGBT+ no podrán ser parte de esto. En un comunicado compartido por la organización, María Laura Olivier, secretaria de la CHA, expresó que "Por lo establecido en la Ley Nacional de Sangre (N° 22.990) y en su Resolución N° 1507/15 del Ministerio de Salud, la AAHITC infringe una ley nacional por motivos homofóbicos, acto agravado además por la situación de pandemia del Covid-19, en el que el Estado tiene una política pública sanitaria para fomentar la donación de plasma de las personas que superaron la enfermedad." Mientras la denuncia por la discriminación por donar sangre ya está radicada, en el día a día, donar sigue dependiendo de criterios llenos de odio y estigma, que además son ilegales.