La situación actual de las mujeres que quieren abortar en Latinoamérica

26.08.2020

La lucha por e aborto legal en América Latina tiene varios contrastes pero un punto común: la región está lejos de otras que ofrecen a las mujeres mayor libertad sobre sus cuerpos

En América Latina es un extraño privilegio rehusarse a la maternidad a través de un aborto seguro, legal y gratuito, incluso en los países con legislaciones progresistas en materia de derechos sexuales y reproductivos como Uruguay o Cuba. En las más conservadoras como El Salvador o Nicaragua, interrumpir el embarazo es casi impensable. Sufrir un aborto espontáneo, involuntario y no deseado, se equipara a un homicidio agravado. Ni siquiera una violación merece la excepción en algunas naciones de la región.

Solo Cuba, Uruguay, Guayana, Guyana Francesa y Puerto Rico permiten abortar sin condiciones en las primeras semanas de gestación, según el plazo establecido por sus leyes. En cambio, los códigos penales de El Salvador, Honduras, Nicaragua y Haití prohíben, sin excepciones, la interrupción voluntaria del embarazo.

Paraguay, Venezuela, República Dominicana, Costa Rica y Belice solo despenalizan el aborto en caso de que la vida o la salud de la embarazada corra peligro. Un abanico de condiciones según el país. En el resto de América Latina todos los estados incorporan causales a la interrupción del embarazo que van más allá del peligro de muerte de la madre. Aunque hay matices.

En Argentina, es posible en dos causales: cuando el embarazo es producto de una violación o peligra la vida de la madre. En Argentina, el aborto legal existe de los años de 1920 [actualmente, es no punible en casos de violación o de riesgo para la salud de la madre], lo que estamos buscando es que se legisle para la ampliación de este derecho: que sea para todas las mujeres, en cualquier circunstancia. El pañuelo es un íconoligado con las Abuelas y las Madres de Plaza de Mayo. Nosotros adoptamos el verde y fue muy interesante lo que pasó: hasta hace muy poco, llevarlo era peligroso, te exponías a que te dijeran cosas horribles. Hoy, genera un efecto de sororidad: te vas mirando con otras mujeres que lo llevan y te sentís hermanada en la misma lucha.

Ecuador añade la posibilidad del aborto en caso de que el embarazo sea consecuencia de una violación a una mujer discapacitada mental.

Chile aprueba la despenalización del aborto en tres causales en histórica decisión

Otros países incluyen también en sus códigos penales las variables de violación, inviabilidad del feto -como sucede, entre otros, en Colombia-, incesto y, en el caso de Belice, los factores socioeconómicos.

En México, cada una de las entidades federativas dispone de su propia legislación sobre el aborto. Las restricciones varían según el estado. Sin embargo, solo en Ciudad de México está permitido el aborto libre y sin condiciones, durante las 12 primeras semanas de gestación.