La verdad detrás de las leyendas sobre los símbolos que representan el movimiento feminista

11.10.2020

La lucha por la igualdad, respeto e inclusión de la mujer en la sociedad empezó hace siglos atrás, quizá a finales del S XIII cuando Guillermina de Bohemia tuvo la idea de crear una iglesia solo para mujeres. Sin embargo, ya en el S. XIX se empiezan a ver movimientos más estructurados y organizados. A partir del sufragismo es cuando la mujer empieza (o lucha por hacerlo) a actuar y participar de forma autónoma dentro de la sociedad.

EL COLOR PÚRPURA 

Existen varias versiones del por qué este tono invade las calles en cada demostración feminista. La primera es una muy sencilla y se debe a la estética de los colores. Al combinar el azul, que "representa" a los hombres, y el rosa, a las mujeres, se forma el morado, el cual "representa" la igualdad de género.

Una de las versiones más replicadas, es que en los inicios de la lucha los colores para representar los valores de la misma eran el morado, el blanco y el verde. A principios del siglo pasado, las sufragistas inglesas usaron esos colores para representarlas. Finalmente, y quizás una de las explicaciones más extendidas entre el movimiento feminista, es la que dice que el violeta era el color predominante en las camisas que confeccionaban las trabajadoras de la fábrica Triangle Shirtwaist de Nueva York, donde murieron decenas de mujeres protestando por mejores condiciones laborales en 1857, y cuya lucha inspiró la creación del Día Internacional de la Muje

EL TRIÁNGULO

En años anteriores, la simulación de un triángulo creado con las manos era usado en los movimientos feministas representando al órgano sexual femenino, sin embargo, se decidió evitar su uso ya que existen mujeres sin vagina (transgénero) y este movimiento es inclusivo.Existe también un triángulo negro incluido en propaganda feminista, el cual representa solidaridad y orgullo. En tiempo del nazismo, los prisioneros homosexuales (lesbianas también), vagabundos, prostitutas, etc. eran identificados así. Se usa también como símbolo de inclusión.

SÍMBOLO DE VENUS

Según la mitología griega, ese ícono representa a la diosa Afrodita y según los romanos a la diosa Venus. El círculo es el vientre de la mujer, la cruz el cruce de piernas de la mujer y la línea de la vulva.

EL PUÑO CERRADO

La imagen de un puño dentro del símbolo del sexo femenino se popularizó durante unas manifestaciones contra el concurso de belleza de Miss Estados Unidos. Sin embargo, de la misma forma el puño levantado ha pasado a ser visto como un símbolo de resistencia tanto individual como colectiva, como lo evidenció Nelson Mandela cuando fue liberado de la prisión en 1989. Para el sicólogo Oliver James, autor de Affluenza, el puño cerrado demostró ser un poderoso símbolo porque logra encapsular connotaciones de resistencia, solidaridad, orgullo y militancia en un simple gesto. "Es una forma de indicar que uno intenta enfrentar una gigantesca fuerza institucional, malvada, con fuerzas propias. Uno es un individuo que se siente ligado a otros individuos en la lucha contra un estatus quo opresivo". La lucha por la reivindicación de los derechos de la mujer ha adoptado esta iconografía como un símbolo insignia de resistencia y solidaridad femenina. Hoy, también hay que agregarle el verbo sororidad, ese que significa que una mujer experimente empatía y hermandad por otra, para juntas cambiar la realidad. El hecho que la mano cerrada se dibuje en el símbolo del sexo femenino resume la pelea por la igualdad, da cuenta del poder femenino que asoma, y refleja la fuerza colectiva de todas quienes queremos un mundo más justo, más libre, más humano y menos hostil. 

EL PAÑUELO VERDE

Las primeras en usarlo fueron las feministas argentinas al exigir la despenalización del aborto al congreso. Hoy en día, representa la libertad de decisión de la mujer ante el mundo de su cuerpo. La intención es la misma: pedir y tener el derecho a decidir sobre su cuerpo.significa el derecho de tener acceso a un aborto legal y seguro. En la naturaleza, a lo largo de la historia de los símbolos, muchos eruditos se refirieron a este color como aquel que se relacionaba con la naturaleza y la vida. De acuerdo al 'Diccionario de Símbolos' de Jean Chevalier, este es el intermedio entre el calor y el frío. Se trata de un tono que se relaciona con el renacer de la primavera y el 'verdor' de los árboles que regresa a las ramas durante esta temporada. De acuerdo a la diseñadora gráfica, Gabriela Setton Guingold, y distintos medios de comunicación, el verde Benetton que ahora ha sido rebautizado como verde aborto por mujeres en las calles de distintos rincones de Latinoamérica. El color se encuentra entre la escala cromática del 347 C y el 3415 C de Pantone.

Todo comenzó en 2003 en Argentina. En este momento, un gran número de integrantes de la Campaña Nacional del Aborto se preparaban para que XVIII Encuentro de Mujeres que se llevaría a cabo en la ciudad de Rosario. Sabemos que desde hace algún tiempo el color morado se ha relacionado estrechamente con la lucha feminista, pero en ausencia de este, recurrieron al verde. Algunas otras teorías asumen que ellas usaron este color porque no estaba relacionado con ninguna causa de índole político. Se sabe que este se ha convertido en un símbolo de la lucha en favor de la despenalización del aborto, de abolir los riesgos de lo que significa un aborto ilegal, salvando así la vida de muchas mujeres.

El empoderamiento femenino llegó para quedarse. La lucha femenina late fuerte en el pecho.