Los consejos para ir a un lugar nudista

12.10.2020

El nudismo sigue resistiendo. A pesar de que el primer restaurante nudista de París cerró sus puertas en febrero de este año por la falta de clientes. 

A pesar de que en Argentina las últimas dos décadas apenas se habilitaron sólo dos playas nudistas en la Costa Atlántica, el nudismo resiste. Sin embargo, los lugares nudistas tienen reglas y hay que respetarlos. Es necesario, entonces, conocerlos y no viene tampoco mal tener en cuenta estos consejos para dejar la ropa de lado. 

Desnudarte de golpe

Si es tu primera vez en un lugar de este tipo, no te sientas presionado a desnudarte totalmente nada más llegar ya que puedes sentirse incómodo. En muchas de las playas nudistas la desnudez no es obligatoria y en las que sí lo es siempre dejan unos minutos para que las personas que acuden a ellas tengan tiempo de adaptarse.

Mirar fijamente a los demás

La gente que acude a las playas nudistas busca sentirse libre y cómoda mientras se relaja sin ropa. Por esa razón, tener a tener a otra persona al lado que no para de mirarles fijamente puede hacerles sentir incómodos.

No cuidar el entorno

Las personas que practican nudismo, además de libertad, buscan estar en contacto con la naturaleza. Razón de más para que en las playas nudistas, al igual que en el resto, se exija el respeto y el cuidado del medio ambiente.

No utilizar toallas

La higiene es una parte fundamental de estas playas, al igual que en el resto de lugares públicos. Por esa razón no olvides colocar una toalla debajo de tu cuerpo cada vez que te sientes o reposes en algún sitio público.

Ir a hacer turismo

Las personas que practican nudismo lo hacen como una filosofía de vida, una forma de sentirse libres y entrar en contacto con la naturaleza. Por esa razón, las playas nudistas no deben verse como lugares para hacer turismo o sitios a los que acudes solo a curiosear para contar después alguna anécdota a tus amigos.

No aceptar nuestro propio cuerpo

Las playas nudistas no son lugares a los que las personas acudan para pasear sus cuerpos esculturales de gimnasio. Es más bien un sitio al que la gente acude para aceptar su cuerpo y sentirse libres. Si no te tiendes cómodo en tu propia piel o te incomoda ver gente desnuda, lo mejor será que vayas a las playas convencionales.

Salir de la zona nudista sin vestirse

No está de más recordar que el nudismo sólo se puede practicar en lugares específicos. Así que no te olvides volver a ponerte la ropa cuando salgas de los límites de la playa nudistas. Si no prestas atención a esta regla puedes terminar incluso en la cárcel.

Romper la tranquilidad

Como ya hemos dicho, las playas nudistas son lugares a los que las personas acuden buscando tranquilidad y relajación. Poner la música a un volumen alto o montar un escándalo con tu grupo de amigos está prohibido si no quieres que te terminen echando del lugar.

Sacar fotos

No es habitual sacar fotos en una playa nudista pero no está de más recordarlo. Aunque las personas que acuden a estos lugares son conscientes de que están mostrando su cuerpo a los demás, a nadie le gusta que les saquen fotos sin permiso ya que en muchos casos pueden terminar circulando por la Red. Lo normal sería pedir antes permiso a la persona para que la persona no se sienta ofendida.

No es el mejor lugar para tener sexo

Por mucho que emocione y por todas las leyendas urbanas que circulen sobre las playas nudistas y las personas que practican nudismo, estos lugares no son el mejor sitio para conocer pareja. A no ser que la conversación se preste, acercarte a una persona sin ropa puede resultar incómodo.