LOS HOMBRES DEL TRIÁNGULO ROSA: RELATOS DEL SALVAJISMO NAZI

19.07.2020

El título del libro de Heinz Heger no deja lugar a dudas: "Los hombres del triángulo rosa. Memorias de un homosexual en los campos de concentración 

Heinz Heger no existió. Fue el seudónimo del escritor vienés Hans Neumann (1914-1979), pero todo lo que cuenta efectivamente sucedió. El relato describe fielmente un aspecto poco conocido de la barbarie nazi: la persecución sistemática de los homosexuales. A diferencia de los numerosos relatos existentes de judíos supervivientes de los campos de concentración, apenas hay testimonios de una minoría socialmente tildada de nociva, enferma, degenerada y débil, olvidada por los hechos históricos y estigmatizada con un símbolo peculiar: el triángulo rosa. Sin embargo, y paradójicamente, la importancia que esos acontecimientos poseen en la conciencia histórica del presente parece mucho mayor que hace unas décadas.

Los hechos relatados y vividos en primera persona describen la trayectoria legislativa hasta suprimir los derechos fundamentales de todo ser humano, y cómo se llevó a cabo la persecución de estos hombres y las torturas y vejaciones sufridas. Aunque tampoco es cuestión de quedarse en el pasado. Demasiados son los signos que muestran que la brutalidad ejercida en los campos de concentración podría repetirse si se dan las condiciones adecuadas, que los pueblos se habitúan a la violencia y al crimen si se les plantea desde un nivel superior como una exigencia patriótica, racial o religiosa.

El código penal alemán de 1794, en su artículo 143, explicaba: "La fornicación contra natura, realizada entre personas del sexo masculino o de personas con animales, está castigada con una pena de cárcel de seis meses a cuatro años, además de la suspensión temporal de los derechos civiles". 150 años después, este castigo cobró toda su dimensión.