Madonna se burla del castigo que le dio Rusia hace 8 años

11.08.2020

Hace 8 años, Madonna desató una polémica luego de realizar un concierto en San Petersburgo.

En esa ocasión, la Reina del Pop sacó una bandera LGBTI sobre el escenario, dejando claro su apoyo a las minorías sexuales que durante años han sido perseguidas en Rusia.

"Estoy aquí para decir que la comunidad gay y las personas gays tienen los mismos derechos. El mismo derecho a ser tratadas con dignidad, respeto, tolerancia, compasión y amor, aquí y en cualquier otro lugar del mundo defenderé a la comunidad gay y a cualquiera que sea oprimido. Pienso hablar durante mi espectáculo contra esta ridícula atrocidad", señaló en ese entonces. Las sanciones del gobierno de Vladimir Putin no tardaron en llegar. La artista fue multada por un millón de dólares por hacer "hacer propaganda de la homosexualidad y la pedofilia entre menores".

Hace un par de días, Madonna recordó el castigo del gobierno ruso a su persona y fiel a su estilo poco diplomático se burló diciendo "Nunca la pagué". Rusia ha mantenido durante mucho tiempo puntos de vista reaccionarios con respecto a la homosexualidad, y en 2013 promulgó una ley federal que prohíbe el apoyo público a las relaciones sexuales 'no tradicionales'.

En ese momento, Madonna también estaba haciendo una campaña activa en apoyo de Pussy Riot, la banda punk donde sus integrantes estaban siendo juzgadas por su performance de 'oración punk' anti-Putin en una catedral de Moscú.