Marieke Lucas Rijneveld, la primera persona “no binaria” en ganar el Premio Internacional Booker 2020

27.08.2020

Tiene 29 años, es holandes, vive en una granja lechera y no se define a sí misma como trans, sino como "en el medio, y obtuvo la distinción gracias a "La inquietud de la noche", su primera novela

Marieke Lucas Rijneveld (1991), que pide que en inglés se refieran a su persona en plural (they y them, en un uso equivalente al del lenguaje inclusivo en español para las personas no binarias). Rijneveld es quizás la primera persona "no binaria", ni de género masculino ni femenino, en ganar un premio de la envergadura del Booker. Su novela debut fue traducida al inglés por Michele Hutchison y publicada por Faber & Faber, y en español lleva el título de La inquietud de la noche (Temas de Hoy), y la tradujo María Rosich Andreu. Narrada desde el punto de vista de una niña de diez años, e inspirada en la muerte del hermano de Rijneveld, cuenta la historia de amor entre dos chicas.

Marieke, es la nueva estrella de la literatura holandesa, que escribe desde una granja lechera en la que también trabaja, no se define a sí misma como trans, sino como "en el medio". A los 29 años, Marieke Lucas Rijneveld, es la primera persona "no binaria" en ganar el Premio Internacional Booker 2020 con su primera novela "visceral y virtuosa" The Discomfort of Evening (publicada en España por el sello Temas de hoy del grupo Planeta como La inquietud de la noche), traducida al inglés por Michele Hutchison, con quien compartirá los 62 mil dólares del premio. También optaban por este prestigioso galardón la mexicana Fernanda Melchor, con Temporada de huracanes, y la argentina Gabriela Cabezón Cámara, con Las aventuras de la China Iron.

"Mi familia está demasiado asustada para leer mi novela", declaró Rijneveld, de veintiocho años. "De pequeño me sentía un niño, me vestía como un niño y me comportaba como un niño, pero los chicos de esa edad siguen siendo neutrales en su género -declaró en una entrevista-. En la adolescencia, me vestí de niña y me convertí en una chica; luego a los veinte volví a ser el chico que había sido en la escuela primaria". Su segundo nombre, Lucas, proviene de un novio imaginario que "tuvieron" cuando eran pequeños. Rijneveld y Hutchison compartirán en partes iguales el premio de 50.000 libras.