Nudismo: la libertad total

07.08.2020

Tiene cada vez más adeptos en Argentina, país pionero en el tema. Comenzó en las playas pero ahora se extiende a hoteles, quintas, cruceros y aviones.

Comenzó en Alemania en 1898 con la fundación del primer club nudista, Freikörperkultur, en Essen, y siguió en 1920 con la inauguración de la primera playa nudista en la isla de Sylt del mismo país. Hoy, la ética naturista está regida bajo el código propone la Federación Naturista Internacional, que se resume en el respeto a sí mismo, al otro y al Medio ambiente.

Se estima que en la Argentina hay al menos una docena de espacios donde practicar el nudismo. El que más popularidad alcanzó es Playa Escondida en Chapadmalal. que abrió sus puertas en febrero de 2001. Quienes concurren asiduamente a esta paradisíaca extensión de arena recomiendan llegar - en verano, claro- bien temprano para disfrutar del sol más adecuado alejados de la vista de los curiosos.

Porque para el nudista naturista -según explica Florencia Brenner, miembro de la Asociación para el Nudismo Naturista Argentino (Apanna)- el desnudo practicado con ética, en lugares y circunstancias adecuadas, no es nunca obsceno, vergonzoso, excitante, ni ridículo, sino natural, saludable y auténtico; es una manera de disfrutar plenamente de la libertad que da la desnudez y del contacto con la Naturaleza. 

Uno de los precursores de esta práctica es la reserva naturista Yatan Rumi, ubicada en la localidad de Carlos Paz. Una de las prácticas habituales (por supuesto, la cuarentena trastocó todo), es la maratón nudista que organiza ese complejo. Gorro, media y zapatillas constituyeron la única vestimenta aceptada para trotar por las sierras cordobesas. Allí, se puede disfrutar de actividades tanto en el día como en la noche. Trekking y cabalgatas se combinan con encuentros bajo la luz de la vela, dado que la falta de energía eléctrica es uno de los conceptos que la distinguen.

La Fundación Gaia, en el Delta de Paraná, es también ideal para quienes buscan un contacto íntimo con la naturaleza. El alojamiento ?tipo quinta- está ubicado frente al río y cuenta con una hectárea para distintas actividades relacionadas, directa o indirectamente con el nudismo. El único requisito para el ingreso es entender al naturismo como una forma de vivir en armonía con el entorno, con la intención de fomentar la autoestima hacia uno mismo y los demás.