Pablo Alborán: "Cuando le conté a mi madre que era gay me dijo: "Tu no eres Pablo..."

04.10.2020

A sus 31 años, el cantante malagueño habló abiertamente de su sexualidad porque tiene "la necesidad de ser un poquito más feliz". Pablo Alborán, salió del armario en sus redes sociales en junio, y así reacciono su familia.

"Cuando conté que soy homosexual no lo planeé ni tampoco fue una decisión muy pensada. Fue un fin de semana que tuve que subir a Madrid por trabajo, vi cómo estaba la ciudad, vi mi casa vacía... lo que todo el mundo ha vivido en algún momento estos últimos meses, creo, ese sentimiento apocalíptico de que todo se va al garete. Volví a casa y de repente dije: yo quiero construir también", ha revelado en una entrevista con la revista GQ, en la que ha asegurado que aquello le hizo pensar en un posible futuro en pareja. "Aunque yo he vivido y he tenido mis parejas, no quería que si el día de mañana tengo hijos, o me caso, o lo que sea, la sensación fuera la de una 'pillada'. Quería darle normalidad porque yo en mi vida siempre se la he dado", ha añadido en la misma publicación, en la que también ha asegurado que, a raíz de su anuncio, en los últimos meses ha "recibido un aluvión de amor y de historias que no imaginaba".

"No fue un acto de valentía como algunos dijeron. Para mí fue un acto de dignidad". En el mismo medio, Alborán admite que, a pesar de que la suya fue "una declaración limpia", el hecho de que algunos programas de televisión hablaran tanto y debatieran sobre su confesión le hizo pensar que la sociedad del siglo XXI no es tan avanzada ni abierta como puede pensarse: "Lo hice porque yo quise, sin más, pero, vamos, que si hay programas de televisión y medios debatiendo sobre ello es que todavía no se ha avanzado lo suficiente.

"Para mí la música es libre y quiero sentirme igual de libre que mis canciones. Quiero ser coherente, consecuente y lo más responsable posible conmigo mismo", afirma el cantante  Pablo Alborán ha sido el invitado especial de la noche en 'El Hormiguero'. El cantante ha acudido al programa de Pablo Motos para presentar su nuevo trabajo musical después de estos meses tan complicados, especialmente para él ya que durante el confinamiento confesó su homosexualidad a través de las redes sociales Pablo Motos ha querido saber por qué decidió hacer ese vídeo y confesar su homosexualidad a través de las redes sociales. «Lo que dije lo dije, donde, como, cuando quería y punto final. Al día siguiente continué en el estudio y sin más», le contestó el cantante.

Además, Pablo Alborán ha confesado que, a pesar de todo el revuelo causado, ha conseguido seguir con su vida con total normalidad. Eso sí, ha querido destacar que, desde que se abrió a su público, le han llegado historias muy bonitas. Asegura que su testimonio le ha servido para ayudar a otras personas. «Hay que reivindicar la humanidad y la emoción. El juicio no lo hago yo ni me lo han hecho a mí... y quien lo haya hecho tiene un problema», ha continuado diciendo. El cantante también ha querido destacar el gran apoyo que siempre recibe por parte de su familia, tanto en un nivel personal como en un nivel laboral.  El artista pasó la cuarentena en casa con sus padres y volvió a su niñez cuando pasaban tanto tiempo juntos, algo que debido a su trabajo le es imposible hacer desde hace mucho tiempo. Todos estaban encantados de tenerle en casa y aprovechó el encierro para probar cosas nuevas.Un buen día, después de ver un vídeo en internet en el que el actor Paco León le teñía las canas a su vecina, decidió que él iba a hacer lo mismo con su madre, y el resultado no fue el esperado. Él mismo lo ha relatado con mucho humor en el plató y ha asegurado que el color de pelo que se le quedó a su madre después de pasar por sus manos, era bastante parecido al amarillo fosforito. "A mi madre le teñí las canas. Vi un corto de Paco León donde teñía las canas a una vecina y me vine arriba. Dije: 'tengo que aprender a hacer cosas'. Pues mal, pero las he teñido", ha dicho entre risas. Pero su madre estaba tan contenta de tenerle en casa que hasta le gustó el resultado. "Ella encantada, decía: 'no me queda tan mal'. Estaba tan feliz de tenerme en casa, de poder charlar, de jugar a juegos de mesa...", ha recordado.

Pablo contó en la entrevista que cuando le dijo a su familia que era gay le sorprendió la reacción de su madre, porque sin duda es una muestra del amor que todas las madres deberían sentir por sus hijos, todo el apoyo que deberían brindar en cualquier situación, sobre todo en lo que a la salida del armario se refiere. «Tú no eres Pablo Alborán, eres mi hijo, y me voy a sentir orgullosa siempre», le contestó. Elena es un ejemplo para todas las madres y padres de hijos gays. Por mucho más Elenas en el mundo.