Por qué junio es el Mes del orgullo gay. 

02.06.2020

El 28 de junio se celebra el Día Internacional del Orgullo LGBT y durante el mes se realiza una serie actividades conmemorativas como marchas, festejos y actividades culturales en varios países. Así es como comenzó todo.

Aunque ya había acabado la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos seguía en un conflicto con la Unión Soviética a través de la llamada Guerra Fría. Pero pequeños grupos aparecieron y reclamaban, entre otras cosas, que cesara la intervención del país americano en Vietnam. El movimiento hippie y la comunidad afroamericana crecieron cada vez más y más para luchar por sus derechos. Entre éstos surgían poco a poco agrupaciones de homosexuales y lesbianas. En aquellos años, tanto en Estados Unidos como en varias partes del mundo, estaban prohibidas las relaciones entre personas del mismo sexo. Era impensable que una pareja LGBT se expusiera públicamente, mucho menos que pudieran contraer matrimonio. Estos afectos eran penados con multas y cárcel. Incluso la ciencia los consideraba un trastorno mental y apoyaba las terapias de conversión, que en la mayoría de los casos incluía una serie de torturas como la castración, electroshocks y lobotomías. Por estos motivos, los grupos LGBT comenzaron a crear lugares para refugiarse, apoyarse mutuamente y crear vínculos de solidaridad. 

Así es como surgió el bar de Stonewall. No sólo era un lugar para la recreatividad y la diversión, sino que funcionaba como un espacio de resistencia política. Es por esto que las autoridades vigilaban la zona y realizaban detenciones arbitrarias a gays y transexuales en el barrio Greenwich Village, donde estaba el bar. Fue una madrugada 28 de junio de 1969 cuando estalló una revuelta entre la comunidad LGBT y la policía de Nueva York, pues los primeros se negaban por primera vez a ser arrestados. Alrededor de 150 personas estuvieron en este disturbio, algunas de ellas fueron arrestadas y golpeadas de manera brutal. Esto hizo que grupos salieran a protestar en el espacio público. Por primera vez en su historia, los integrantes del colectivo LGBT se revelaron contra la represión estatal que padecían a diario. Y hubo manifestaciones espontáneas que le dieron forma a una revuelta sin precedentes. Cada vez eran mayores y mejor organizadas. Así, se crearon Gay Liberation Front y Gay Activist Alliance, las primeros colectivos que reclamaban al gobierno y a la sociedad un respeto e igualdad de derechos para la diversidad sexual. 

Así nació en 1970 la primera Marcha del Orgullo Gay, que empezó en Nueva York, luego se sumó Los Ángeles y hoy se celebra en varias ciudades del mundo en los días posteriores al 28 de junio. Estas manifestaciones se fueron replicando en otras ciudades de Estados Unidos y del mundo con el paso de los años, hasta volverse una tradición para hacer visibles las luchas de gays, lesbianas, travestis y transexuales. 

La Marcha del Orgullo Gay en la Argentina

El motivo por el cual la Marcha del Orgullo Gay se hace en noviembre en nuestro país, está relacionado con un hito local del movimiento homosexual, anterior a Stonewall. En noviembre de 1967 nació el primer grupo de diversidad sexual del país y de América Latina: Nuestro Mundo. Este colectivo invitaba a la liberación homosexual y, en los años 70 se transformó justamente en el Frente de Liberación Homosexual (FLH).

Su manifiesto político era "Sexo y Revolución" y sus principales referentes fueron el poeta Néstor Perlongher y el novelista y dramaturgo Manuel Puig. En Argentina la herramienta que utilizaba el estado para perseguir LGBTIs son los edictos policiales que establecían la posibilidad de detención por "exhibirse en la vía pública o lugares públicos vestidos o disfrazados con ropas del sexo contrario" o a quienes "incitaren o se ofrecieren al acto carnal". Razzias en lugares de encuentro de LGBTIs, detenciones en las calles por tener el pelo largo, por comportamiento amanerado o por no respetar el género biológico, eran las denuncias recurrentes que aparecían en la revista Somos que publicaba el FLHA.

En 1984, en el marco de la vuelta a la democracia, los activistas Carlos Jauregui y César Cigiutti formaron la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) con el objetivo de luchar contra la represión y los edictos policiales heredados de la dictadura militar. Ellos fueron los impulsores de la primera marcha junto a las organizaciones Sociedad de Integración Gay Lésbica Argentina (SIGLA), Transexuales por el derecho a la vida (TRANSDEVI), Grupo de Investigación en Sexualidad de Investigación Social (ISIS), Iglesia de la Comunidad Metropolitana (ICM) y Convocatoria Lesbiana. Con el tiempo, se sumaron nuevas agrupaciones que reflejaban la diversificación de las identidades, de tal manera que para la marcha de 1993 se incorporó la sigla LGT. 

En 1997, consensuó correr la realización de la marcha para noviembre. Más allá de que también se argumenta que es por las frías temperaturas de julio, el cambio de fecha conmemmora la fundación, un 1 de noviembre de 1967, del colectivo Nuestro Mundo: la primera organización disidente de nuestro país y de América Latina.