Profunda tristeza: Murió Cesar Cigliutti, presidente de la Comunidad Homosexual Argentina

31.08.2020

El activismo LGBTIQ+ está de luto por la partida de Cesar Cigliutti, quien fue un líder imprescindible. El Presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), fue un referente indiscutido del movimiento queer argentino, acompañando en la lucha a líderes de la talla de Carlos Jauregui e Ilse Fuskova. Hoy y siempre te agradecemos por tu lucha

En su larga trayectoria ha sido el pilar fundamental de campañas como Stop-Sida que ha impactado en los servicios de salud de la Ciudad de Buenos Aires y ha recibido el apoyo de la OPS, el Fondo Global, el Ministerio de Salud de la Nación. Cigliutti ha realizado numerosas presentaciones y ha colaborado con publicaciones sobre temas de discriminación, HIV, adopción de parejas homosexuales y Derechos Humanos. A través de la CHA contribuyó en la obtención de una Ley de Identidad de género en la Argentina.

En 2003 logró unirse civilmente con su pareja y también activista, Marcelo Suntheim, luego de una larga batalla legal que culminó con la aprobación de la primera Ley de Unión Civil para parejas de mismo sexo en América Latina. También dio su apoyo, años más tarde, a la Ley de Matrimonio Igualitario, tramitada y aprobada por el Congreso de la Nación Argentina. Otros hitos en su historia de militancia en la CHA han sido la obtención del reconocimiento de la pensión por fallecimiento para las parejas del mismo sexo y el reconocimiento de la identidad de género en el DNI de Tania Luna.

César Cigliutti era profesor de Literatura y Carlos Jáuregui había estudiado Historia en la Universidad Nacional de La Plata siempre andaban juntos, ellos decían que eran hermanas

Su recuerdo de la Primera Marcha del Orgullo LGBT

"Es hora de que hagamos una marcha acá en Argentina", fueron las palabras que dijo Cesar Cigliutti a Carlos Jauregui en una charla. Luego de los años transcurridos, numerosas organizaciones lésbicas y travestis habían surgido en respuesta al sistema patriarcal. Las minorías se sentían empoderadas, pero faltaba algo que marcara un giro a la hora de visibilizar al colectivo. El debate surgió por la utilización de la palabra "orgullo". En un principio, se barajaba la opción de "dignidad". Cigliutti, quien pujó por el primer término, reflexionó, en diálogo con este periodista: "La traducción de Pride es orgullo. Y la antítesis del orgullo es la vergüenza. Entonces, ¿por qué orgullo?: para enfrentar la vergüenza". El 2 de julio de 1992 llegaría el tan ansiado día."Yo marché con máscara. Hacía un frío tremendo y seríamos alrededor de 200 personas. Recuerdo que cantábamos: 'Orgullo, orgullo, orgullo que camina, los gays y las lesbianas por las calles de Argentina'. Y para los transexuales el cántico era: 'Documentos legales para los transexuales'", contaba Cigliutti y agregaba que en un principio se quería marchar por Avenida Santa Fe por la carga emblemática que tenía para la comunidad LGTB."Cada año, cuando está por arrancar la marcha me emociono por todo lo que conseguimos", decía.

Cesar supo entregar su vida a la defensa y reconocimiento de los derechos de las personas LGBTTI en Argentina, su incansable lucha lo llevó a convertirse en un referente del movimiento LGBTTI de nuestro país, la región y el mundo. Gracias Cesar por tu fuerza, tu lucha y tu orgullo de enseñarnos a sentirnos más orgullosos.