Rusia declaró inconstitucional el matrimonio homosexual

30.08.2020

"Fidelidad a Dios y matrimonio solo entre hombre y mujer". La discriminación y la desigualdad continúan en aumento en el país del este. En estos dos preceptos pueden resumirse las 24 páginas de enmiendas de la nueva Constitución en Rusia. 

La enmienda constitucional prohíbe a las personas del mismo sexo contraer matrimonio y adoptar. Con ella, se genera un retroceso en todos los derechos LGBT+. El sexo biológico pasa a ser un factor determinante en todas las personas que quieran contraer matrimonio y adoptar. Esta enmienda ha sido propuesta por Putin pero aprobada por la mayoría de los ciudadanos rusos.

Ya lo había afirmado Vladimir Putin tiempo atrás: «No habrá padres del mismo sexo mientras yo sea presidente». Este es el plan del presidente de la Federación Rusa, que también pretende ser reelegido hasta su muerte. Ya en 2017, Putin afirmó que es su «deber» evitar que las personas homosexuales se casen para que las personas normales tengan más bebés.

Por desgracia, no está solo. Una encuesta de 2019 encontró que solo el 7% de los rusos estaban a favor de la igualdad matrimonial y el 87% en contra. Incluso los jóvenes de entre 18 y 30 años están 82% en contra de la igualdad matrimonial y solo 12% a favor.

Putin y su gobierno ya habían prohibido la «propaganda gay» en 2013, lo que se suma a la discriminación, la persecución y la violencia que enfrentan las personas queer en el país. Los investigadores descubrieron que los crímenes de odio contra la comunidad LGTB se han duplicado desde la introducción de la ley de «propaganda gay».

Mientras tanto, Rusia sigue siendo uno de los lugares más difíciles del mundo para ser LGTB.