Secreto de filmación: La chica danesa

17.07.2020

La película La Chica Danesa basa su guión en la novela de David Ebershoff y narra, la historia del primer hombre que se realizo una operación para cambiar de sexo en Dinamarca a principios del siglo XX. Nosotros te contamos todos lo que paso durante la filmación. 

El rodaje empezó en febrero de 2015 en los estudios Elstree Film del Reino Unido, donde se recrearon los interiores en platós, el piso parisino de la pareja entre ellos. Los exteriores se rodaron en diferentes zonas de Inglaterra, así como en Copenhague y Bruselas. 

Tuvieron que recrear el 1926 en la ciudad danesa de Copenhague y cuenta la historia de un matrimonio de artistas, Einar y Gerda Wegener, una pareja muy unida que deberá hacer frente a una experiencia transformadora cuando Einar empieza a descubrir la expresión de su "yo" más auténtico siendo Lili y empieza a vivir como tal. El matrimonio y la obra de Lili y Gerda evolucionan a medida que ambas se adentran en el recorrido de Lili como la primera transexual.

Para interpretar a Lili Elbe, la primera persona en someterse a una operación de cambio de sexo, en La Chica Danesa; Eddie Redmayne realizó un gran trabajo de investigación entrevistando a mujeres transexuales y preguntándoles sobre su propia experiencia. Sin embargo, en el nuevo número de la revista Details, el actor ganador del Oscar por La teoría del todo ha revelado que, al principio, era un ignorante sobre el tema. "Caí en todos los clichés de la ignorancia", afirma. "No me di cuenta de que el género y la sexualidad no son lo mismo. Confundía términos como travestismo y transexualidad. 

Pero lo mejor es que, en el momento en el que entiendes la diferencia ves lo relevante que es y lo importante que es educarnos a nosotros mismos", al referirse al periodo histórico en el que su personaje decide cambiar de sexo, el actor Redmayne nos recuerda una más de las complicaciones que entonces había a la hora de decidir cambiar de sexo: "hoy en día hay hormonas, y muchas mujeres trans han tomado hormonas. En este papel hay que interpretar a un lado masculino sin hormonas, y es un tema que hemos discutido mucho, porque en aquellos tiempos no había hormonas".

El español Paco Delgado fue el encargado de recrear el vestuario de finales de la década de los años 20 y abordar la transición de Einar a través de la ropa, un trabajo que le valió su segunda nominación a los premios de la Academia (Oscars de Hollywood). El diseñador, quien ya se enfrentó al reto de transformar a actores en mujeres en La piel que habito o La mala educación, emprendió su trabajo un año antes del rodaje de la cinta. Tras leer el guión, visitó Copenhague con el fin de estudiar la luz y el clima de la ciudad; en la biblioteca nacional de la capital danesa examinó testimonios gráficos de la pareja y de su entorno de amigos. Delgado completó su investigación con el libro autobiográfico de Niels Hoyer Man Into Woman, así como el estudio de la obra pictórica de Gerda Wegener. Los trajes sastre rígidos y camisas de cuellos altos almidonados funcionan como una armadura para Einar, mostrando la incomodidad del personaje sobre su propia piel y ocultando sus verdaderas emociones. Incluso el aspecto de Gerda, algo despreocupado, pero sin perder la feminidad, se presenta oprimido con vestidos encorsetados de dos piezas y botas altas con cordones. En el momento en que Lili sale a la calle como mujer, al encuentro con el joven Henrik, ella luce una feminización excesiva -peluca rojiza y maquillaje fuerte- debido a la etapa de confusión por la que atraviesa. El vestido elegido, manteniendo la gama azulada por la que optó Delgado para representar Dinamarca, define la vulnerabilidad y ternura de la protagonista en una de las escenas más sobrecogedoras de la película.