Un rugbier sale del closet y afirma: "No es fácil ser gay dentro del vestuario"”

19.07.2020

Vittorio Rosti disputó tres mundiales con las juveniles de Argentina pero dejó en 2016 para dedicarse a su carrera universitaria. "Lo que uno siempre siente ante estas situaciones es miedo a que te rechacen".

Vittorio Rosti tenía un futuro promisorio dentro del rugby argentino. Los tres mundiales con Los Pumitas lo avalaban. Pero un día decidió cortar de cuajo su relación con el deporte profesional. Abandonarlo. Dos motivos lo inquietaron: terminar la carrera universitaria que se había planteado y "estar más tranquilo mentalmente". Pocos meses antes, había decidido contarle a su familia, amigos y compañeros del club su orientación sexual: "Sentís miedo a que te rechacen, a que te dejen afuera del equipo, a tus amigos de tu mismo camada, o del mismo club o hasta mismo de otros clubes... el mismo ambiente del deporte te rechaza. La palabra está bastante bien usada: es animarse. Creo que hoy en día está mucho más relajado, todo. Las nuevas generaciones vienen con una mentalidad mucho más abierta, tienen mucho más integrado el tema de la homosexualidad. No hace a la persona, ni cambia quién es, es simplemente otro aspecto de su vida. No es fácil contarlo dentro del vestuario. A mí me pasó, no lo pude decir yo. Me lo tuvo que preguntar un amigo del club, como 'qué onda', le tuve que contar. Me saqué un peso de encima", dijo Vittorio.

"La respuesta que encontré yo fue totalmente positiva. En su momento no lo hice abiertamente a todos, se los fui contando de a poco a algunos. De todas formas, las noticias corren muy rápido y en el club ya se sabía. En ningún momento me cambiaron el trato", aclaró el nacido en Pergamino que actualmente se mudó a Buenos Aires y el amor por el rugby sigue presente para él y tiene en mente una manera de retomar el deporte que combinará su deseo de luchar por el avance de los derechos de las personas: "Hace poco tiempo estaba hablando con otro amigo, el que la pasó mal hace 10 años, de unirnos a un equipo de rugby, un equipo homosexual, que juegan en una liga de acá para visibilizar un poco más".

En las últimas semanas, Rosti compartió en sus redes un mensaje en el Día Internacional del Orgullo Gay: "Vive como si nadie estuviera viendo, con la frente en alto y el pecho lleno de orgullo. Valentía hace falta para enfrentar un mundo que no está preparado para lo que no le gusta, pero como solían decir, 'cada vez somos más', y llegamos para quedarnos y hacer ruido. Peleamos por nosotros y los que vienen, honrando a los que ya lo hicieron. ¿Puto? Re, y con orgullo".